Uso y gestión del suelo

En este documento veremos el uso y gestión del suelo en los diferentes sistemas del proyecto Can Pou. Cada sistema diseñado tiene una relación con el suelo y provoca un efecto en él. Las intervenciones diseñadas estarán encaminadas a mejorar los procesos del ecosistema, según vimos en el análisis del proyecto.

Zona en proceso de erosion. Can PouUna de esas intervenciones es la siembra de leguminosas y gramineas en una zona en proceso de erosión, con la técnica de Nendo-dango. La zona marcada en el mapa, presenta liquenes, plantas típicas de suelos pobres y zonas descubiertas.Hemos aprovechado la acción de los jabalíes, que estuvieron removiendo tierra en el bosque para sacar una carretilla de tierra y usarla para preparar las bolas de arcilla. Cribamos la tierra para conseguir una granulación baja y mezclamos diferentes semillas de leguminosas y gramineas: ray grass italiano, dactilo, ray grass ingles, trebol repens y trebol ladino.

Elaborando bolas nendo dango

Agregamos agua hasta encontrar el punto y armamos las bolas de arcilla y semillas.

Elaborando bolas de nendo dango

nendo dangoUna vez hechas las bolas, las lanzamos al campo en la zona que buscamos mejorar. Antes de ellos, hemos segado ya que la hierba estaba muy alta y oxidada.

En esta zona seguiremos sembrando mezclas de semillas de pradera cada temporada y también hemos planificado transplantar algunos arbustos leguminosos, que también servirán de forraje para los animales que pastoreen aqui.

Ahora describiremos cómo en los diferentes sistemas del diseño tratamos el suelo para conseguir los objetivos planteados.

Aguas
A través del diseño de la gestión del agua podemos conseguir almacenar más agua en el suelo, relentizando el paso del agua a través de la finca con zanjas de infiltración, captando y distribuyendo agua de lluvia de los tejados a estas zanjas.

Evitar la oxidación de las hierbas segando y dejando en superficie los restos, y a través del pastoreo racional de animales ayudará a incrementar la materia orgánica en el suelo, y la capacidad de retención de agua en el suelo.

Pollos y gallinas

Rotación de pollos y gallinas en el terreno para aumentar la fertilidad del sueloEl uso de gallineros moviles, además de posibilitar una alimentación más natural y nutritiva, a través de las hierbas e insectos y gusanos que hay en las diferentes áras, permite rotar los animales en el terreno, evitando el sobrepastoreo y manteniendo la hierba baja, evitando así su oxidación. Los sucesivos ciclos de crecimiento y corte, provocan el crecimiento de raices y su desprendimiento con cada corte, aumentando de esta manera la materia orgánica en el suelo y consecuentemente la fertilidad. Además de que el aporte de estiércol que se va haciendo en el terreno también aumenta la fertilidad.

Huertos e invernadero
huerto y sueloEl uso del suelo en el huerto e invernadero es el más intensivo, ya que es donde se producen los alimentos anuales cada temporada. El huerto interno no lo hemos labrado, simplemente hemos reconstruido los bancales que habían, profundizando y aireando con una laya.

Aunque no practicamos rigurosamente las rotaciones de cultivos, ya que utilizando el método biointensivo los bancales siempre son muy diversos, en bancales que se han puesto tomateras en verano, pues en invierno cultivamos habas o guisantes.

Al comenzar un nuevo cultivo segamos, dejando las raíces del cultivo anterior en el suelo y agregamos compost mineralizado debajo del acolchado. El compost mineralizado lo hacemos con estiércol de caballo, harina de rocas, cenizas, y harina de huesos. La diversidad de minerales y el incremento de la materia orgánica  ayudan a aumentar la fertilidad.

Sobre este tema quizás también te interese leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *